Limpiador restaurador de fachadas Rinse M2: recupera el brillo y belleza de tu fachada.

Elimina:

  • Suciedad y mugre
  • Contaminantes ambientales
  • Manchas difíciles

Beneficios:

  • Restaura el aspecto original: devuelve el brillo y la belleza a fachadas de ladrillo, piedra y concreto.
  • Fácil de usar: no requiere experiencia previa ni equipos especiales.
  • Rendimiento excepcional: cubre hasta 100 metros cuadrados por garrafa de 5 galones.
  • Seguro para la mayoría de las superficies: incluyendo ladrillo, piedra y concreto.

Superficies:

  • Ladrillo
  • Piedra
  • Concreto

Modo de empleo:

  1. Enjuague la superficie con agua para eliminar la suciedad suelta.
  2. Aplique Rinse M2 puro en áreas con suciedad fuerte.
  3. Para áreas con suciedad leve, diluya Rinse M2 con agua en una proporción de 1 a 2.
  4. Frote la superficie con un cepillo de cerdas plásticas para remover la suciedad y las manchas.
  5. Enjuague bien la superficie con agua para eliminar el producto y la suciedad.
  6. Evite que el producto se seque sobre la superficie, ya que puede dejar manchas.

Refuerzo con ácido nítrico:

Para fachadas no muy deterioradas o nuevas, se puede mezclar M2 con ácido nítrico.

Preparación de la mezcla:

  • 5 partes de ácido nítrico
  • 1 parte de Rinse M2
  • 5 a 10 partes de agua

Precauciones:

  • Producto corrosivo. Proteja el mármol, lozas, cerámicas y superficies metálicas.
  • Use protección como guantes calibre 35 o 50, gafas, peto y botas de caucho.
  • No almacene cerca de fuentes de calor, en contenedores metálicos o cerca de llamas abiertas.
  • En caso de contacto con la piel y ojos, enjuague con agua limpia durante 10 a 15 minutos bajo chorro de agua. Consulte al médico.